Pide cita o contáctanos

Preguntas frecuentes

¿Cuántas veces o con qué frecuencia debería ir al psicólogo?

Lo ideal como en cualquier terapia sería ir las máximas veces posible para que el proceso se acelere. Pero la realidad es que cada persona está inmersa en unas circunstancias muy particulares, por eso la clínica Psicosomática ofrece una gran variedad de oportunidades de tratamiento, dependiendo de las circunstancias particulares de cada caso. Las opciones serían vernos:

 

  • Semanal: 
    Dos veces: si los síntomas del paciente son muy intensos.
    Una vez: es lo más recomendado para ir avanzando sin prisa pero sin pausa.
  •  Mensual:
    Dos veces:
    – Ideal para cuando los síntomas han menguado y ya se ha visto cierto avance terapéutico.
    – Esta opción será ideal para personas con menos recursos y se completará con algunas tareas extra entre sesiones.
    Una vez:
    – Ideal para personas con menos recursos y que necesiten un espacio seguro para descargar la mochila emocional para ir más ligeros en su día a día.
    – Para hacer un seguimiento a las personas que ya han adquirido suficientes recursos en terapia.
  • Trimestral: para personas que ya se les ha dado el alta y quieren hacer un seguimiento a medio plazo.
  • Anual: seguimiento a largo plazo

¿Qué duración tiene una terapia?

Cada caso es único y particular, por eso es imposible determinar la duración que vas requerir en una terapia.

En todo caso, no es lo mismo tratar un problema en particular, que iniciar un proceso terapéutico completo.

¿Qué es un proceso terapéutico completo?

Nosotros entendemos que tu presente actual es el resultado de tu aprendizaje pasado, incluyendo tus traumas y también tus recursos.

Por eso, se hará un análisis pormenorizado de tu historia vital, para así entender y dar solución a tus problemas a través de múltiples intervenciones terapéuticas.

Antes de empezar una terapia psicológica deberías saber que:

  • Tú eres el experto en tu propia vida.
  • El terapeuta es experto en técnicas y procesos terapéuticos, para así facilitar tu proceso de recuperación.
  • Tu motivación es crucial para el cambio.
  • Deberás intentar en lo posible:
    – Llegar puntual a tus citas
    – No saltarte sesiones injustificadamente
    – Realizar las tareas que se te manden entre sesión y sesión
    – Sincerarte lo máximo posible
  • El terapeuta tendrá la obligación de:
    – Proteger la privacidad de tus datos personales
    – Crear un espacio seguro, empático y de no juicio para ti
    – Revisar y repasar tu caso sesión tras sesión
    – Ofrecer su conocimiento técnico y humano
    – Comprometerse con tu mejoría

¡Yo puedo curarme por mi mismo! ¿Es cierto eso?

Para sanar un problema hay que dirigirse al origen donde se creó.

¿Puedes mirar hacia tu pasado más traumático donde se creó el problema y sentirte lo suficientemente sostenido como para dejarte llevar por tus sentimientos, pensamientos y recuerdos? ¿Evitas hacer esto?

¿Puedes regularte emocionalmente en esos momentos tan intensos? ¿Te dejas arrastrar por la corriente hasta que pasa todo?

¿De qué forma podrías hacerlo sin alguien que te apoye, te guie, te proteja y te aconseje en esos momentos de reviviscencia?

Si tienes síntomas emocionales o conductuales que no entiendes porque aparecen, no descansas bien o tienes pesadillas y sueños recurrentes, podrían ser una señal de que esos recuerdos traumáticos no están resueltos, y necesitarías de un apoyo terapéutico externo para sanar esas heridas mal cicatrizadas.

¡Me voy a curar contándole mis problemas a mis amigos! ¿Es posible?

Estamos de acuerdo que los amigos y familiares son un apoyo fundamental en nuestras vidas, pero hacer terapia es algo muy distinto, y se necesitan muchos años de estudio, preparación y experiencia para poder ayudar a alguien de forma terapéutica.

¿Puedes contarle todos tus secretos, complejos y traumas sin reparos a un amigo o a un familiar?

¿Están ellos preparados para escuchar, entender y asistir a esos sucesos y demandas?

Sentir la seguridad de que podemos contarle todo a alguien (lo que nos avergüenza, nos da miedo, o nos entristece profundamente) y que está preparado para oírlo y ayudarnos es lo que hacemos en terapia.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?... Consúltanos por aquí
LLÁMANOS